La Guía de Ibiza

Patrimonio mundial

La Unesco declaró en diciembre de 1999 Patrimonio Mundial el recinto amurallado de Dalt Vila, el poblado fenicio de sa Caleta y la necrópolis de Puig des Molins, además de las praderas de posidonia oceánica que rodean la isla. En el mes de mayo, Eivissa conmemora esta declaración con un Mercado Medieval que reúne música, gastronomía, teatro y danza en torno a la historia en las calles de Dalt Vila y la Marina.

RECINTO AMURALLADO

El recinto amurallado de Dalt Vila es considerado por la Unesco la fortaleza costera mejor conservada del Mediterráneo. Las murallas fueron construidas en el siglo XVI por orden del rey Felipe II, cansado de los ataques de otomanos y piratas. El área delimitada como Patrimonio Mundial incluye también los barrios de la Marina, sa Penya y es Soto

NECRÓPOLIS DE PUIG DES MOLINS

Puig des Molins fue el cementerio de la ciudad de Eivissa durante toda la Antigüedad. El museo es una aproximación a la forma de entender la muerte por parte de los fenicios, púnicos y romanos

YACIMIENTO FENICIO DE SA CALETA

El poblado fue fundado a mediados del siglo VII a.C. por fenicios que procedían del sur de la Península Ibérica. Sus pobladores abandonaron el asentamiento medio siglo después para fundar la ciudad de Eivissa

POSIDONIA OCEÁNICA

Las praderas de posidonia oceánica de Ibiza y Formentera son las mejor conservadas del mundo, según la Unesco. Esta planta marina es esencial para preservar los ecosistemas mediterráneos, previene la erosión costera y oxigena el mar. Un verdadero pulmón que mantiene las aguas cristalinas