La Guía de Ibiza

Un tesoro disimulado bajo el agua

Por la claridad, la temperatura y la calma de las aguas que la rodean, Formentera es el lugar perfecto para la práctica del submarinismo. Ya sea para un primer ‘bautizo de buceo’, una inmersión guiada o un completo curso de submarinismo, la isla ofrece un entorno sobresaliente para los amantes de este deporte. Una perfecta combinación de fondos arenosos, paredes rocosas, cuevas, grietas y algún barco hundido componen un paisaje subacuático lleno de colores y variada fauna marina. Con botellas de oxígeno o con una simple máscara de snorkel, los interesados en conocer lo que se esconde bajo las trasparentes aguas podrán disfrutar contemplando esponjas, falsos corales y praderas de posidonia, así como  pulpos,  peces roncadores, sepias, meros o bancos de veloces barracudas. Los más afortunados pueden toparse, incluso, con algún delicado caballito de mar. Numerosos establecimientos ofrecen los servicios necesarios para disfrutar de este mundo misterioso. Profesionales cualificados utilizando el equipamiento más moderno acompañarán a los principiantes en su primera inmersión o facilitarán el material de alquiler a los submarinistas más experimentados.