La Guía de Ibiza

Sabores de ahora y de siempre

Disfrutar de los sabores de la gastronomía local es uno de los placeres añadidos que completan las vacaciones de los turistas en cualquier lugar del mundo. En Formentera, se trata de un placer doble, ya que la isla ha sabido abrir sus brazos a las nuevas tendencias de la alta cocina internacional sin abandonar los sabores y formas de cocinar de toda la vida. Son numerosos los restaurantes que mantienen en sus cartas los exquisitos guisos de la cocina tradicional basados, sobre todo, en el pescado fresco, como era de esperar en una isla. El bullit de peix, los calamares a la bruta, el bogavante con huevos fritos o los raors fritos son tan solo alguno de los platos ‘de toda la vida’ difíciles de olvidar una vez se han probado.