La Guía de Ibiza

Hacia un turismo sostenible y de calidad

El aislamiento y el pequeño tamaño de Formentera son dos de las virtudes de la isla que más aprecian los visitantes. Pero estos dos aspectos pueden convertirse en desventajas si la actividad turística se desarrolla sin control y sin pensar en su repercusión medioambiental. Conscientes de esta realidad, los responsables institucionales del área apuestan firmemente por un equilibrio entre las necesidades del turista y el respeto hacia una entorno tan bello como frágil. Recientemente se han puesto en marcha  iniciativas para convertir Formentera en un referente en materia de turismo sostenible. Destaca SavePosidonia Proyect, un plan que pretende concienciar sobre la necesidad de proteger esta planta marina responsable de la belleza del litoral y amenazada por los fondeos sin control. En tierra firme se intenta mejorar la movilidad, reduciendo el uso de vehículos a motor. Así, se ha desarrollado un circuito verde con un centenar de kilómetros de caminos señalizados para recorrer a pie o en bicicleta.